The Office. Mejores Series Comedia Amazon Prime Video

The Office pudo verse en televisión de pago a través de TNT, pero después de finalizar su emisión, no había posibilidad de recuperarla. Ahora, tenemos en Amazon Prime Video las nueve temporadas de la serie que adaptó en Estados Unidos la creación de Ricky Gervais que tuvo dos temporadas en la BBC.



Como nació The Office


La The Office británica es conocida como la serie que puso de moda en televisión el género del falso documental, del que se considera precursor en el cine a Buñuel con Las Hurdes, tierra sin pan. En la televisión, fueron algunos sketches de Monty Python’s Flying Circus los primeros en usar este formato.


Dos años antes que The Office, la televisión británica adaptó un programa de radio en una serie llamada People Like Us, en la que actores como Olivia Colman, Nicola Walker, John Oliver o David Tennant interpretaban a ciudadanos de a pie en el día a día en sus trabajos a los que seguía una cámara. Después de dos temporadas, People Like Us fue cancelada y en su lugar se estrenó The Office.


En marzo de 2005, NBC estrenó la primera temporada de la versión americana de The Office, el encargado de la adaptación fue Greg Daniels, un veterano de Saturday Night Live y Los Simpson. Hay consenso en que esta primera entrega (que sólo tuvo seis episodios) es lo peor de la serie porque calca la original de Ricky Gervais, y no lo hace bien. Los fans y la crítica recomiendan saltarla si hemos decidido darle una oportunidad.



El Mockumentary


La realización de la serie, el mockumentary, explota todas sus posibilidades y recursos en apenas cada capítulo: la cámara oculta, la entrevista, las panorámicas…, con cada elemento se construyen las historias de manera que el espectador, más allá de ser partícipe, es cómplice, víctima y verdugo de una realidad que nadie quisiera para sí.



De que va The Office


Nos muestra el día a día de una oficina, la sede de un pueblo de Pensilvania de una empresa de papel llamada Dunder Mifflin. Parece que no puede haber nada más aburrido que la vida de una oficina que se dedica a la venta de papel, y así es, pero la serie crea situaciones de humor absurdo, incómodo y muy loco que se orquestan a través de un amplio reparto de actores que interpretan administrativos, comerciales, recepcionistas, recursos humanos, contables y, por supuesto, un jefe muy inepto, Michael Scott, interpretado por Steve Carell.


The Office es una serie que abraza y celebra lo patético y lo ridículo. Pero también lo emocional, en ocasiones se permite algunos momentos entrañables y cuando lo hace consigue su objetivo.


Sus personajes traspasan la línea de lo políticamente correcto como si arrastraran una silla de patas de metal sobre cemento: no son pequeños toques de vez en cuando, es constante. Dwight es un psicópata y Michael Scott es la representación de la ignorancia, el racismo, el sexismo, el machismo, la homofobia… Siempre dice y hace lo que no toca, es imprudente, pero, sobre todas las cosas, es inseguro e ingenuo, por lo que, más que ofender, muchas veces produce compasión; da lástima lo triste que es su vida.



El equipo


Para varios de los actores de The Office, la serie fue la primera gran oportunidad con la que tuvieron visibilidad: John Krasinski, Ed Helms, Mindy Kaling, Ellie Kemper, Steve Carrell y B.J. Novak. En el caso de algunos como Kaling, no sólo trabajaba delante de la cámara, está acreditada como guionista de 24 episodios y dirigió dos de ellos.


Steve Carrell se apropió de un personaje y lo convirtió en persona. Tiene tantos matices, tantas grietas y tanto carisma que, a pesar de tener características básicas que podrían hacer de él un tipo odioso, consigue que le queramos y le comprendamos en sus debilidades. El resto de historias pueden interesar a todo tipo de espectadores, desde la típica trama romántica al humor más grosero y zafio. Pese a la enorme variedad, todos encajan.


Los conflictos nunca terminan de resolverse y aunque acabe llegándose a un acuerdo entre los personajes, de forma latente siempre están presentes determinados temas de alcance universal, como la homofobia, por ejemplo.


En cuanto a directores invitados, os encontraréis en los créditos nombres como J.J. Abrams, Jon Favreau, Jason Reitman, Joss Whedon y Marc Webb. Y entre los cameos, veréis a Amy Adams, Idris Elba, Jim Carrey, Evan Peters, Ricky Gervais, Stephen Colbert, Kathy Bates o Timothy Olyphant.


Aunque el creador de la serie, Greg Daniels, abandonó su puesto de showrunner después de la cuarta temporada, no fue esta la salida que más resintió la serie. Todo siguió funcionando hasta el final de la séptima, cuando Steve Carrell se despidió en el último episodio. Greg Daniels volvió para la última y la serie tuvo un buen final, en el que también estuvo presente el personaje de Michael Scott.



Una serie muy actual


La serie ha introducido con naturalidad elementos muy actuales, como los blogs, YouTube o referencias frikis de cine o televisión. Es refrescante ver que a las nuevas tecnologías se les da un tratamiento realista que nada tiene que ver con las parodias del tema que aparecen en otras ficciones.



Para acabar


Si sois de los que no se dejan avasallar por los estrenos y os gusta hacer maratones de series finalizadas, The Office, es una elección que no os defraudará, os sacará carcajadas y querréis entrar en Ghipy para buscar y usar gifs de los episodios. Si disfrutáis shippeando, Jim y Pam, son una pareja que os regalará grandes momentos. Es una de esas parejas románticas que aparece en todas las listas de mejores parejas de las series de televisión.


Por último, el concepto de serie es totalmente audaz. Han conseguido hacer evolucionar las historias pese a tener un escenario reducido y las idas y venidas del personal se han superado gracias a recursos que, por ser sencillos, son agradecidos. El tratamiento de la línea temporal es impecable. La construcción de los gags según la teoría de la comedia permite un montaje ágil y una edición nada aburrida. Los ganchos están extraordinariamente medidos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: