Friday Night Lights. Mejores Series Juveniles Prime Video

Friday Night Lights centra su trama en el pueblo de Dillon y en el fanatismo, casi llegando a religión, que se procesa por su equipo de fútbol americano: los Panthers.

Friday Night Lights es una maravillosa serie estadounidense que nos descubrió a los Panthers, el equipo de fútbol americano del Instituto y el orgullo de la ciudad de Dillon. La trama giraba en torno al propio equipo, pero al mismo tiempo conoceríamos a otros habitantes de Dillon cuyas vidas se relacionaban directa o indirectamente con el mismo.

La serie nació en la NBC y la emisión regular de la serie finalizó en 2011, con cinco temporadas a sus espaldas. Hoy en día podemos seguir disfrutando de una de las mejores series juveniles de todos los tiempos a través de Amazon Prime Video.

El origen de Friday Night Lights.

Para conocer el origen de ésta historia nos tenemos que remontar mucho más atrás, a 1990, cuando H.G. Bissinger publicaba “Friday Night Lights: un pueblo, un equipo, un sueño”. El libro original no es una novela de ficción, sino que narra la liga de 1988 del equipo de fútbol americano del Premian High School, de Odessa (Texas).

En 1993 llegaría la primera adaptación del libro en la misma NBC; aunque en este caso se trataría de la miniserie Against The Grain, en la que conoceríamos a un jovencísimo quarterback interpretado por un veinteañero Ben Affleck.

Más adelante, en 2004, la industria audiovisual seguía obsesionada con historias de superación deportiva, y nos llegaría la adaptación de la historia en formato película. La dirección recaía en Peter Berg y contaron para la música con una excelente banda sonora compuesta por Explosions in the Sky.

La era dorada de las series juveniles.

En la primera década del siglo recibimos un boom de series con una temática similar: pequeños pueblos de Estados Unidos y las vidas de sus vecinos. La mayor parte de ellas centradas especialmente en los habitantes adolescentes. Las Chicas Gilmore (2000-2007), Everwood (2002-2006), Veronica Mars (2004-2007), todas intentaron seguir la estela iniciada por la mítica Dawson Crece (1993-2003).

Para enfrentarse a The WB, la reina de las series juveniles en aquella época, la NBC quiso recuperar aquella serie que ya emitió en la década de los 90. Y dado que la película de 2004 fue un gran éxito de taquilla en su país natal, no dudaron en llamar al que fuera su director: Peter Berg. Éste a su vez volvió a contar con temas de Explosions in the Sky para la banda sonora. Era el 6 de octubre de 2006 y se volvían a encender las Luces de la Noche del Viernes.

Llegamos a Dillon (Texas).

La familia Taylor.

Eric Taylor (Kyle Chandler) es el alma de la serie. Es el entrenador de los Panthers, una figura que los jugadores ven como un padre o un hermano mayor; serio y autoritario pero a la vez sabio y comprensivo. En la primera temporada deberá enfrentarse con una lesión muy grave de su quarterback titular y sacar adelante a un equipo de fútbol con todos los ojos de la ciudad puestos sobre él. El equipo de los Panthers es el alma de la ciudad; el colegio, las empresas locales y en general los vecinos de Dillon se desviven por el mismo, de modo que aumenta la presión sobre el entrenador Taylor.

Junto con el entrenador nos encontramos con su familia, compuesta por su mujer e hija. Tami Taylor (Connie Briton) trabaja como orientadora del instituto, y la sociedad la ve como una especie de “primera dama” del equipo. Se verá envuelta en toda la parafernalia que exige el cargo público de su marido, cargo que a veces acepta con gusto y otras le supera.

Julie Taylor (Aime Teegarden) es la hija adolescente de Tami y Eric. Lleva peor que sus padres la exposición pública a la que es sometida por el trabajo de su padre; su hogar a veces se vuelve un ambiente opresivo que provoca rebeldía.

Los Panthers.

Jason Street (Scott Porter) es el flamante quarterback de los Panthers. Goza de popularidad y le espera un brillante futuro como deportista. Pero todo se trunca en el momento en el que una grave lesión le deje en silla de ruedas.

Matt Saracen (Zach Gilford) es un chaval tímido e inseguro que tiene el puesto de quarterback suplente. Una vez se produce el accidente, pasa a estar en el centro del huracán, con todo el pueblo comparándolo con el anterior Quarterback.

Tim Riggins (Taylor Kisch) y Brian “Smash” Williams (Gaius Charles) cierran el círculo de los Panthers. Riggins es el mejor amigo de Jason Street; se trata de un chaval complicado, con tendencia al alcohol y con un pasado familiar que a veces arrastra al campo. Smash es arrogante e impulsivo; es una de las estrellas del equipo y sueña con ser profesional para sacar adelante una familia con problemas económicos.

Y el resto de ciudadanos de Dillon.

Una infinidad de personajes se dan cita en la serie y rodean al equipo y sus jugadores. Lyla Garrity (Minka Kelly) y Tyra Collete (Adrianne Palicki) tienen sendas relaciones con Street y Riggins. Mientras que Lyla es la animadora jefe del equipo, Tyra detesta toda la parafernalia que lo rodea.

Landry Clarke (Jesse Plemons) es el mejor amigo de Saracen, a quien dará apoyo en momentos complicados y lo animará para que dé lo mejor de sí en el campo. La serie lo presenta como el típico adolescente nerd.

También conoceremos a Buddy Garrity (Brad Leland), dueño de un concesionario, padre de Lyla y principal patrocinador de los Panthers, de los que es uno de los mayores hinchas. Por su parte, Billy Riggins (Derek Philips) es el hermano mayor de Tim Riggins; arrastra el mismo pasado complicado que su hermano y al igual que él, también tiene tendencia al alcoholismo; a lo largo de la historia irá intentando encajar por varios empleos.

Una serie juvenil como pocas.

Friday Night Lights cerró sus puertas tras cinco temporadas y dejando atrás algunas de las mejores actuaciones que hemos podido ver en una serie juvenil. Tanto Kyle Chandler como Connie Briton demuestran sus grandes dotes como actores. Zach Gilford demostrará ser capaz de enfrentarse a escenas dramáticas muy duras y salir airoso. Y por su parte Taylor Kisch iniciaría aquí su carrera que le llevaría más adelante a pasar por la laureada True Detective.

Aparte de ellos, también descubriremos aquí a un poco conocido Michael B. Jordan, que aparecerá en las últimas temporadas de la serie, dándole el empujón que necesitaba para terminar en grandes producciones de Hollywood como Creed o Black Panther.

No deja de ser una serie juvenil centrada en un colegio con muchos de los clichés que se pueden suponer en una historia del estilo; pero a pesar de todo, el guión está trabajado y los personajes van evolucionando de forma coherente a lo largo de la historia. Sin duda Friday Night Lights es una gran serie, con una gran historia; la cual tal vez algún día volvamos a ver adaptada en otra época y con otras caras, pero con la misma esencia.

 

Friday Night Lights

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: